R. Kotler

Diario de un Historiador

 
El recuerdo siempre de Abraham Kotler


Jue

18

de

Diciembre

La historia: esa tragedia, esa farsa PDF Imprimir E-mail
Escrito por Rubén Kotler   
Publicado en Quorum en 2005
 
Es conocida la frase de  Marx que dice: “la historia se repite una vez como tragedia y luego como farsa”. Son conocidas también las historias de tragedias y de farsas en nuestro país. Lo que no deja de sorprender es que la sociedad no termine de asumir que sino se involucra en las cuestiones del estado, éste, seguirá en manos de quienes nos han llevado a la tragedia y de quienes no están llevando por el camino de la farsa. La liberación de Chabán son los indultos – insultos de los responsables por el terrorismo de estado de la última dictadura. Las Madres de Plaza de Mayo son las madres de los hijos muertos en República de Cromagnon. El escenario es el mismo. Otra vez una historia que se repite.

La tragedia
Cuando en 1977 las madres de detenidos – desaparecidos denunciaban frente a los medios de comunicación los crímenes que cometían los militares, en realidad estaban advirtiendo a toda la sociedad que la tragedia se estaba llevando a cabo a la vuelta de la esquina. Entonces esas madres eran las viejas locas. Así, el paso del tiempo no sólo les dio la razón, sino que también les devolvió la cordura a esas “viejas locas”.
En el documental “Mala Junta” de Eduardo Aliverti, hay una imagen que golpea en el corazón del espectador. Todo transcurre en la plaza de Mayo. Una madre frente al micrófono de un periodista grita desesperada pidiendo por el paradero de su hijo desaparecido. El rostro de la mujer es la cara del horror hecha carne en una madre que agotó todas las instancias posibles para que le devuelvan a su hijo desaparecido. Grita desesperada, pidiéndole ayuda al periodista que la entrevista, pero le grita también a la sociedad. Nos grita a nosotros pidiendo ayuda, pero también solicitando que abramos los ojos ante su tragedia, que no es más que la tragedia de todo un país, por el que corre la sangre de miles y miles de desaparecidos. Aquellas madres empezaron su historia ante la tragedia que les tocaba vivir. Luego se las conocería como las Madres de Plaza de Mayo. Ni más ni menos. Mujeres que habían osado desafiar al régimen inventaban una forma nueva de hacer política. Salían a la calle y a la plaza para pedir por sus hijos desaparecidos. Pero también para advertirnos sobre la necesidad de un país justo y democrático.
En aquellos años no faltaron las amenazas e incluso la desaparición de algunas madres. Tampoco faltó la insultante publicidad estatal reclamándoles a ellas por no haber prestado atención sobre qué hacían o con quién se juntaban sus hijos. Las víctimas eran de repente los victimarios. Y si estaban desaparecidos “por algo debió haber sido”.

La Farsa
Si aquella es la imagen de la tragedia, la que hemos podido ver el viernes por la noche tuvo que ser, si Marx no estaba equivocado, la imagen de la farsa. El escenario es el mismo. La plaza de Mayo. Nuevamente una mujer con rostro horrorizado pide justicia por su hijo muerto.
“No soy política ni hago política”, grita la mujer. “Quiero que se haga justicia por mi hijo muerto. Que toda la sociedad salga y haga algo. No puede ser que el asesino de mi hijo esté libre”. El grito casi desesperado, es el  de una madre que, sin proponérselo, está haciendo política en la Plaza de mayo. Otra vez la misma imagen pero con otros rostros. Casi 30 años después. Ahora la tragedia o la farsa se llama “República de Cromagnon”. Vaya paradoja. Antes se llamaba República Argentina. Los rostros han cambiado. Las imágenes en blanco y negro de repente son en colores. El micrófono y el periodistas están en el mismo lugar. Y los lazos familiares son los mismos. Una madre pidiendo justicia por sus hijos. Y la sociedad mirando el espectáculo de la tragedia y de la farsa sin poder reaccionar ante la tristeza de lo que ven sus ojos. El insulto no termina allí. Los mismos padres de las víctimas han sido reprimidos con palos y gases lacrimógenos. Y otra vez escuchamos casi atónitos a algún funcionario echar las culpas sobre esos padres y madres. Otras vez les reclaman: ¿qué hicieron por sus hijos? ¿Acaso no sabían dónde iban a bailar? Y nuevamente las víctimas de un sistema de impunidad convertidos en victimarios. Porque ya sabemos. En esta farsa cuando ocurren las desgracias es porque “algo han hecho” las víctimas para terminar como terminaron.

¿El Fin de la Historia?
Un conocido autor de origen japonés sostuvo durante los años ’90 la tesis que la historia se había acabado tras la caída del muro de Berlín. En nuestro país los postulados de aquel intelectual neoliberal eran llevados a la práctica por un presidente de extracto justicialista. Y fue durante aquellos años, en que toda la cultura argentina avanzó hacia lo que algunos han denominado “el menemismo”. Un modelo cultural de una farsa que se continuaba con la tragedia de los años de la dictadura. Un presidente “peronista” conseguía imponer, por  vía democrática, el modelo de país que habían empezado a edificar los dictadores en los ’70. La tragedia en aquellos años había costado la vida a miles y miles de jóvenes que se oponían al modelo que trataban de imponer por medio de la represión los militares y sus personeros del régimen. La farsa fue ejecutada con toda solvencia por un presidente de extracción popular. La tragedia y la farsa se encontraron a fin de año en un boliche de la ciudad de Buenos Aires. De nosotros, como sociedad, depende si nuestra propia historia se ha terminado, chocando contra las puertas encadenadas de un boliche, o si por el contrario podremos salir a la calle, aunque más no sea, para acompañar a esas madres y a esos padres que perdieron a sus hijos aquella noche. De nosotros depende si decidimos volver a mirar a un costado y llamar “viejas locas” a esas madres que gritan en la Plaza de Mayo o si por el contrario asumimos la tragedia y la farsa de nuestra historia y nos movilizamos para que los culpables vuelvan a estar en el lugar que nunca debieron abandonar: la cárcel.


 

Historia y Memoria: TESIS DOCTORAL

En el País del si me acuerdo

Madres de Tucumán

 
Descarga el PDF clickeando
en la imagen.

Seminario en Puebla (México)

Haga Click para acceder a la info.

Mis escritos en...

 
 
 
 
  

Redes

 
http://3.bp.blogspot.com/_QmNYEeBnqPA/Sgk4VqGdwZI/AAAAAAAAACA/SOm9dnaQ9j8/S190/logoahora.jpg
 
Ver contenido por hits : 565589

Dailymotion/rubenko742000

 
 
 
 
 
 

YouTube/rubenko742000